Slider

Vídeos Recientes

Actualidad

Educación

Cultura

Policiales

Entretenimiento

Festividades

» » Mitos y Leyendas de Santiago de Chuco: El Duende

Se dice que hace muchos años atrás,.don Benigno Rojas, un honorable santiaguino, venía a todo trote montado sobre un hermoso caballo blanco, vestía poncho de lana color beige sombrero blanco de palma; su silueta se apreciaba bajo una luz  plateada de luna llena.

Era una noche quieta, de frío penetrante y profundo silencio; solo se escuchaba los cascos sonoros y acompazados del corsel. Don Benigno tenía prisa en llegar a Santiago pues venía cabalgando por el camino a Cunguay, pasaba la cueva de Huacapongo, de pronto se escucha el llanto de un bebé recien nacido.

El hombre queda asombrado que un bebé tan pequeño se encuentre solo a altas horas de la noche en medio camino, miró a los alrrededores sin encontrar a nadie;!que madre tan desnaturalizada, como es que a podido abandonar su hijo en esta forma¡ comentaba don Benigno mientras  se baja del caballo, recoge a la criatura del suelo el cual se encontraba envuelto en un pañolón negro; lo cobija en un brazo abrigándolo con su poncho, luego prosigue su camino.

Se encontraba pasando el puente del rio Patarata, y en ese moemento escucha la voz de un niño que le decía: "!papá, papá mira mis ojos!"; don Benigno se quedó absorto de lo que escuchaba, sintió miedo penetrante, pero se sobrepuso infundiendo valentía y fuerza en su ser y no quizo prestar importancia a lo sucedido; prosigue su camino, luego a la altura del cerrillo volvió a escuchar la voz del niño que le decía !"papá, papá mira mis dientes"¡, pasmado de lo que escuchaba, desdobló su poncho para ver al pequeño, !no era el bebé que había recogido¡ era un niño rubio, !era el duende!. Su cuerpo se escarapeló, un frío intenso le invadió, y con mucho esfuerzo, arrojó al duende al vacío, saliendo chispas del suelo.


Don Benigno arreó al caballo con fuerza, llegando a toda velocidad a su casa casi desmayado y con sangre que le salia por la nariz, fue atendido por sus familiares a quienes le contó lo sucedido.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply